ACRÓNIMOS

El diseño de una campaña publicitaria empieza por dar nombre a un producto. Aquí empieza todo un proceso de condicionamiento de información: Entre los recursos que ahora nos interesan, están los acrónimos (construir un sustantivo con las iniciales, palabras o sílabas, que definen al producto en su esencia o en su función). En este último caso, se busca una motivación, una relación de causa-efecto entre el producto y el resultado.

  • Puleva, pura leche de vaca.
  • AGF, AseGuramos tu Futuro.
  • GM, la ginebra con mayúsculas.
  • AGF, el seguro con mayúsculas.
  • La C.O.P.E a tope.
  • SER noticias, para que te enteres.
  • BH, bien hecha.

Este condicionamiento semántico puede explicitarse más, utilizando un quiasmo o una geminación, respectivamente, para soldar el producto a una función que se predica de él.

  • Plantavit, vitaminas para las plantas.
  • Tot totalmente limpio.
  • Nuevas plantillas Devorolor, plantillas que devoran el olor.
  • Pronovias, vestido de novias.
  • Bonka, sabor de buen café.

En ambos recursos, lo que se busca es la predicación de idoneidad del producto. Otra de condicionamiento semántico por medio del nombre del producto la podemos observar en la serie de muestras que presentamos:

  • Caoflor, menudo cacao.
  • Dúralex, dura siete veces más.
  • Añares, nacido viejo.
  • ¡Respira! A pleno pulmón.
  • Denenes, sólo mamá es más suave.
  • El Espace. El espacio.
  • Jaguar XJ 220, un felino enjaulado.
  • Calvo, siempre en cabeza.

En donde la motivación viene ilustrada en el desarrollo del eslogan.
Además, de estos, los procedimientos fonéticos enfatizar la autenticidad de la materia prima con la que está hecho el producto.

  • Cosur ¡qué aceite!




3 veces editada esta página.
La última revisión ha sido realizada en Nov 27, 2014 1:55 am GMT por - txetxu_garaio txetxu_garaio.