Ejemplos de hipérbole:

  • Era mi dolor mi dolor tan alto que la puerta de la casa de donde salí llorando, me llegaba a la cintura.
  • Te lo he dicho mil veces.
  • Tanto dolor se agrupa en mi costado, que por dolorme me duele hasta el aliento.


Uno de los casos de hipérbole mas conocidos es el de "A una nariz" de Quevedo.

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayóna y escriba,
érase un pez espada muy barbado.

Érase un reloj de sol mal encarado,
érase un alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón mas narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísima nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.
Francisco de Quevedo

"Con mil llorar las piedras enternecen
su natural dureza y la quebrantan;
los árboles parece que se inclinan;
las aves que me escuchan, cuando cantan,
con diferente voz se condolecen,
y mi morir cantando me adivinan"
Garcilaso de la Vega

"Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso... yo no sé
qué te diera por un beso"
Gustavo Adolfo Bécquer



Este es un ejemplo de la "hiperbole dibujada":
external image fondomsnCaricaturas_12207_MundoMessenger_com.gifexternal image c-ronaldo.jpgexternal image ZAPATERO2.jpgexternal image ibarretxe_min.jpgexternal image Rajoy.jpg





Hiperbole_Braun300.jpg



-Mil sensaciones de suavidad.

-Era mi dolor tan alto,
que la puerta de la casa,
de donde sali llorando,
me llegaba a la cintura




10 veces editada esta página.
La última revisión ha sido realizada en Nov 28, 2014 10:21 am GMT por - txetxu_garaio txetxu_garaio.